Un hijo es una pregunta que le hacemos al destino.
José Mª Pemán (poeta español)

Yo le acabo de hacer esa pregunta al destino. No me sentía sola, ni era infeliz, ni me comenzó a sonar el reloj biológico. Un día, de pronto, y después de tres años de insistencia por parte de mi marido, quise tener un hijo.

Acaba de llegar a mi vida. Se llama Eric y tiene tres meses. Y no me deja tiempo para nada (por eso he estado tan liada, como explicaba en mi primer post).

No sé si estaba en mi destino que yo sería madre. Lo único que sé es que mi hijo ha llenado una parte de mi vida que no sabía que estuviera vacía.

Anuncios