Nadie necesita tanto unas vacaciones como la persona que acaba de tenerlas.
Anónimo

Me voy de vacaciones. Aunque realmente a irse seis días al apartamento de los suegros en Salou (con los suegros incluidos) no sé si se le puede llamar vacaciones…

Además, esto de viajar con bebés es un desastre. Tienes que coger toda su ropa, pañales, toallitas, medicamentos, sus juguetes, el gimnasio, el cochecito… Y eso que allí tenemos una cuna (de viaje) que nos regalaron. Es una odisea, te vas para dos días y llevas el maletero cómo si te mudases definitivamente.

En fin, que el jueves estaré de vuelta. Y creo que necesitaré unos días para recuperarme. 

Anuncios