Las citas son una manera de repetir erróneamente las palabras de otro.
Ambroise Bierce (periodista y escritor estadounidense)

Los que me leen ya se han dado cuenta: me gustan las citas.

Las hay para todos los gustos, y sobre casi todos los temas imaginables. A veces son proverbios, otras frases de gente conocida, y también están los anónimos.

Mucha gente es coleccionista. Hay colecciones de sellos, de muñecas de porcelana, de cajas de cerillas, y de mil cosas más. Yo colecciono frases y proverbios. Las voy amontonando, antes en trozos de papel, ahora en archivos de texto en el ordenador. Algunas están repetidas y muchas desordenadas, pero tengo auténtica pasión. Y claro, la carpeta del ordenador donde están archivadas es un caos. Se ha convertido en un hueco donde conviven diferentes tipos de archivos, unos extensos y otros no tanto, que recopilan esta clase de ingenio.

Cualquier momento es bueno para añadir una frase: leyendo un libro, el comienzo de una película, un reportaje en televisión, una revista en una sala de espera… Pero se van acumulando y no sabes que hacer con ellas, aparte de leerlas una y otra vez. Con esto del blog, he encontrado la excusa perfecta para poner un poco de orden entre tanto ingenio, y de paso, exponer algunas de ellas.

A veces leo alguna frase que me motiva y luego escribo un post (cómo ahora mismo); otras veces ya tengo elegido el tema y hago una búsqueda a ver que cita puede encabezar mi diatriba… Y siempre encuentro a alguien que haya dicho algo ingenioso. Por esos mis posts van precedidos por las palabras de otro.

Anuncios