Antes de iniciar la labor de cambiar el mundo, da tres vueltas por tu propia casa.
Proverbio chino

Nos han vuelto a cambiar la hora. ¡¡Lo odio!! Y eso que esta vez el día ha tenido una hora más. Pero no puedo remediarlo: se me alteran los horarios y estaré toda la semana adaptándome al cambio.

Dicen que es para ahorrar energía. Y no lo pongo en duda. Pero, ¿no habría otras formas de ahorrar esta energía? Porque a todos se nos altera el ritmo biológico, pero sobretodo se nos altera el sueño. ¿Esto no tiene ningún coste?

En fin, poco se puede hacer para evitarlo… No vendré ahora yo a cambiar el mundo; bastante tengo con poner un poco de orden en mi casa.

Anuncios