Los buenos recuerdos duran mucho tiempo, los malos más todavía.
Proverbio sueco

¡Dios mío! La última vez que tuve tiempo para escribir un post fue cuando cambiaron la hora. Y es que ya casi ni me acuerdo que tengo una cita cada semana con este sitio en el que me dejan escribir mis paranoias.

En fin, me sobran las excusas (castañada, cumpleaños de madre y suegra, un catarro monumental,… aparte de mi niño), pero no quiero que pase tanto tiempo sin escribir algo, aunque sólo sea para decir que odio que cambien la hora.

Desde luego, no tengo mucho que decir, y eso que llevo casi un mes sin aparecer. Y es que todo lo que me ha pasado debe ser bueno porque, como dice el proverbio, lo malo siempre se recuerda más.

Pues yo me acordaré siempre de algo bueno: hoy, 21 de noviembre, hace años que nació una persona a la que aprecio un montón. Así que no quiero que se me olvide: ¡¡ FELICIDADES, SANDRA !!

 

Anuncios