Se tiende a poner palabras allí donde faltan las ideas.
Johann W. Goethe (poeta, novelista y dramaturgo alemán)
 

Hace mucho ya de mi último post, una alegoría de las madres. En este tiempo he estado un poco ausente, en el sentido más literal de la palabra. Tuve que irme a pasar un fin de semana largo a casa de mis suegros, y luego he tenido a los suegros de visita en la mía… No voy a hacer ningún comentario al respecto por si a mi costilla se le ocurre la genial idea de pasarse por aquí, cuando en realidad nunca lo hace aunque se lo pida; y creedme cuando os digo que necesitaría desahogarme un poco.

Y como tampoco tenía una idea genial para escribir algo, he preferido callarme. Odio a la gente que habla y habla sin parar sin tener nada que decir. El silencio debería ser un derecho.

No quiero ponerme en plan dictador. Ahora mismo sólo pienso ya en mis vacaciones. El lunes me voy con mi marido y mi chiquitín a pasar una semana explorando (lo que nos permita la lluvia) los Pirineos catalanes y, si se dejan, también los franceses. Y es que este año a mi “amorsito” le han adjudicado las vacaciones en pleno mes de mayo… Por lo menos huiremos de las grandes aglomeraciones y de los precios abusivos, que no es moco de pavo.

Aunque poco morena me voy a poner, seguro que vuelvo con las ideas renovadas.

Anuncios