Cuando hables procura que tus palabras sean mejores que el silencio.
Proverbio hindú

Cuando estábamos planeando las vacaciones, y una vez escogido el destino, llegó el turno de buscar alojamiento. Normalmente es mi marido quien se encarga de estas cosas, pero anda muy liado últimamente, así que me puse manos a la obra.

El tema tiene cierta importancia cuando viajas con un niño pequeño, porque los adultos nos apañamos si tenemos que hacerlo, pero con el pequeñajo no es lo mismo. Así que decidí buscar en mi sitio de confianza: en Internet. Y después de ver varios hoteles en la Val d´Aran, y también de darle muchas vueltas, hice una reserva en el Hotel Aran de Vielha.

Lo que me hizo decidirme, además de los servicios que ofrecían y el buen precio, es que leí varios comentarios de gente que se había alojado allí. Y aunque había alguna crítica constructiva, la opinión general es que estaba muy bien.

¡Qué gran elección! Es un hotel sencillo, de dos estrellas, situado en pleno centro de Vielha, con una decoración muy peculiar. Tienen un trato excelente, desde los recepcionistas hasta el servicio de limpieza. La habitación impecable, muy amplia, y nos proporcionaron cuna para el niño. En el restaurante se come de fábula; la comida es casera, abundante y son muy amables. Y la zona de spa, aunque modesta, cumple de sobra las expectativas… ¡qué bien se estaba en la piscina! La única pega que encontramos es el colchón, al que le haría falta un cambio (pero claro, en ningún sitio como en casa).

En fin, que las vacaciones han sido geniales, y el hotel ha contribuido en gran parte a ello. Desde aquí les quisiera dar las gracias por ello, y recomendarlo a quien tenga pensado pasar unos días por allí. Por supuesto, si volvemos a la Val d´Aran, repetiremos.

Aquí os dejo el enlace con su web y alguna foto:

http://www.hotelaran.net/

 

                   

Anuncios