Si todos tirásemos en la misma dirección, el mundo volcaría.
Proverbio judío

Hoy, aquí en Cataluña, ha sido festivo. Mientras en casi toda España celebran el jueves santo, aquí ese día es laborable; en cambio, el lunes de pascua hacemos fiesta (lo hacemos al revés, como para fastidiar). Y es un día para pasarlo en familia, porque celebramos el día de la “Mona”. La tradición manda que el padrino le regale al ahijado o ahijada una mona de chocolate, que viene a ser desde una figurita pequeña de chocolate, a grandes obras esculpidas en tan dulce material.

Como en su día ni me planteé bautizar a mis niños (esto es un tema aparte), resulta que no tienen padrino… así que son sus abuelos los que le suelen regalar la mona, como ha pasado este año. Creo que se lo han pasado bien, sobretodo porque su madre les ha dejado comer todo el chocolate que han querido.

Anuncios