La lectura es imaginación y la imaginación es lo mejor de las personas.
Anónimo

Llevo una semana queriendo actualizar el blog. Y siempre lo voy dejando para mañana… ¿De qué me sonará esto?

El caso es que empiezo a navegar, y hago un repaso a mis blogs favoritos. De aquí voy enlazando otros blogs, que me parecen interesantes, y acabo dejando el mío para otro momento.

Y es que, desde hace un par de meses, me he dado cuenta de que no estoy sola en este mundo de la maternidad. Hay un montón de madres como yo, que dan rienda suelta a sus vivencias en la red. Y lo encuentro muy entretenido, la verdad. También me siento muy identificada con muchas de las cosas que leo; algunos de los posts los podría firmar yo misma.

No todas las madres están en mi situación: algunas sólo tienen un retoño, otras trabajan fuera de casa, etc. Pero está claro que la crianza de los niños nos vuelve a todas un poco más locas, y escribir en el blog nuestras vivencias parece una buena vía de escape. No siempre puedo comentar (normalmente me interrumpen los niños) pero a veces sí que dejo mi impronta.

De momento, es la única lectura que tengo; esto, y mi National Geographic, claro, al que estoy suscrita desde 1997 (cuando empezó a publicarse en español). Lo de los libros lo dejo para más adelante, cuando mis bichitos comprendan que mamá también tiene que (y debe) hacer otras cosas además de prestarles toda su atención en todo momento.

Anuncios