Ganar es mejor que empatar. Y empatar es mejor que perder.
Vujadin Boskov (futbolista y entrenador serbio)

Me gusta el fútbol, y más en un día como hoy. Desde pequeña me ha gustado este deporte, saltándome las reglas (pero, ¿una niña jugando a fútbol?). Porque yo era rara, en vez de salir al patio y estar con mis compañeras, ya con 8 años prefería estar corriendo detrás de un balón. Y ahora, cuando ya no es tan raro que alguien de mi sexo manifieste su amor al balón, me sigue gustando.

La cita hoy era ineludible: la esperada final del Mundial en Sudáfrica, HOLANDA-ESPAÑA. De los nervios, apenas podía mirar la pantalla. Me refugiaba en el ordenador e iba mirando de reojo cómo se desarrollaba el partido. Y mientras los peques dando guerra. Pero al final, se ha impuesto el buen fútbol frente a una panda de matones que se habían equivocado de deporte (¡era fútbol y no rugby!).

Y ya está: España es campeona del mundo. ¡Qué bien suena! Hoy nos vamos a la cama contentos.

Anuncios