La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle.
Maria Montessori (educadora y médica italiana)

Llegó el gran día: el martes mi niño empezó el cole. Después de muchos días explicándole la teoría, llegó el momento de la práctica y nos fuimos al cole. Llegó con cara de curiosidad, sin saber muy bien a lo que iba. No lloró ni se hizo el remolón, le dio la mano a la profesora y entró. Una hora y media después lo fuimos a recoger, y salió feliz e ilusionado… su cara lo decía todo.

Y la niña también empezó la guardería. También estuvo curiosa, aunque ella sólo fue una horita y estuve yo en la clase. Es la nueva guardería municipal, con todo nuevecito a estrenar y un equipo de profesionales que promete mucho.

Los niños lo llevan bien, y su madre también. No me da pena, al contrario, pienso que les enriquece mucho, y no me supone ningún trauma (además que ya son grandecitos). Lo único es que están con el horario de adaptación (los dos) y voy un poco loca para arriba y para abajo. Pero de momento está siendo una buena experiencia.


Anuncios