Contempla con ojos radiantes el mundo que te rodea, porque los mayores secretos se esconden siempre donde menos se piensa. El que no cree en la magia nunca la encontrará.
Roald Dahl (escritor británico)

Último día del año, momento para hacer valoraciones de lo acontecido, y formular propósitos para el 2011. Y aunque termine el año llena de mocos (para variar) no me puedo quejar de cómo me van las cosas.

Por primera vez en bastantes años, no estoy melancólica, y espero con ilusión brindar por el año nuevo esta noche, rodeada de familia. El plan ha cambiado, llevábamos años celebrándolo con unos amigos, pero la vida a veces te va alejando de las personas sin saber muy bien por qué; así que hoy dejamos la tranquilidad del hogar y volvemos a la (gigantesca y ruidosa) reunión de la familia de mi marido.

Brindaré con ganas, porque sigo siendo muy feliz, porque tengo todo lo que quiero, porque la vida me trata bien y porque sí. Al igual que el año pasado, os deseo todo lo mejor para el 2011, y sobretodo que seáis muy felices. ¡Nos vemos!

Anuncios