Escoger el propio tiempo es ganar tiempo.
Francis Bacon (filósofo y estadista británico)

Comienza la semana. Es lunes y vuelve a sonar el despertador. Volvemos a la rutina y dejamos atras las fiestas y los excesos. Cuesta madrugar, pero se agradece volver a la normalidad. Despertar a los niños, vestirlos y darles el desayuno. Salir corriendo, con el tiempo siempre justo, hacia el cole. Allí se queda el niño, contento por ver a sus compañeros aunque receloso porque no puede entrar en su clase (la calefacción se estropeó unos días antes de las vacaciones y todavía no la han arreglado). Luego me llevo a la niña a la guardería; llora un poquito, pero allí se queda. Y vuelvo a casa, a recoger cosas, a poner lavadoras y a hacer la comida.

Ya lo he dicho, vuelve la rutina. Pero hoy necesito un descanso, creo que me lo merezco después de estas fiestas. Así que antes de ir a recoger a la niña me voy a hacer una sauna. Es algo que me encanta, y que puedo disfrutar desde que me mudé aquí. La comunidad dispone de un pequeño gimnasio y de sauna. Un lujazo que me ha hecho sentir un poco pija cuando me he bajado a disfrutar de ese ratito para mí. Pero qué bien me ha sentado…

Y luego vuelvo a la guerra, y la casa sigue siendo una leonera, pero por lo menos veo las cosas de otro color. Y mañana más.

Anuncios