Si todo el año fuese fiesta, divertirse sería más aburrido que trabajar.

William Shakespeare (dramaturgo, poeta y actor inglés)

Lo prometido es deuda, así que os voy a contar lo bien que nos lo hemos pasado este carnaval. Es una fecha que a mí siempre me ha gustado, pues me encanta disfrazarme. Aunque en realidad, casi nunca lo he hecho, excepto cuando era pequeña, ya que no tenía quien secundara la idea. Pero con los niños todo cambia.

En la guardería de la niña han estado celebrando el Carnestoltes, mientras que en cole del niño no lo han hecho. Y es que en muchos colegios se ha suprimido la celebración de carnaval por motivos que ahora no vienen al caso. Así que mi niño miraba con un poco de envidia como su hermana iba cada día con un detalle diferente. Y llegó el viernes, y en la guardería había una pequeña celebración, así que me los llevé a los dos: una pequeña hada y un travieso vaquero, para que disfrutaran un poco y pudiesen ponerse sus disfraces.

Y es que el sábado íbamos a disfrazarnos también, pero esta vez formando parte de la comparsa del AMPA del colegio del niño. Íbamos todos de mimos, con coreografía incluida, recorriendo el pueblo. Los disfraces eran muy sencillos, y habíamos estado colaborando en la elaboración de los adornos y de la carroza. ¡Y nos lo pasamos muy bien! Incluso conseguimos uno de los cinco premios que otorgaba el ayuntamiento. El año que viene repetiremos seguro.

Anuncios