Sólo un loco celebra que cumple años.

George Bernard Shaw (escritor irlandés)

El tiempo no se detiene, y sí que debo estar un poco loca, porque vuelve a ser mi cumpleaños y yo sigo teniendo ganas de celebrarlo.

Y eso que este año estoy un poco mohína, ya que mi marido no está estos días en casa (se fue el jueves y no vuelve hasta mañana, haciendo el cabra por el monte Perdido). Pero ya tengo a mis niños que me hacen sonreir varias veces al día. Y a mis padres, que han decidido que me invitan a comer una fideuá y que me hacen de canguro por la tarde-noche para que pueda hacer una escapada con unas nuevas amigas.

Ya son 34 años, y a veces me miro al espejo y no me reconozco. Por dentro me sigo viendo como cuando tenía 20 años e iba a la universidad. Pero ha pasado mucho tiempo de eso y yo he cambiado mucho, tanto por fuera (¡maldita tendencia a acumular quilos!) como por dentro (¡es lo que tiene tener neuronas activas!). Y ya me he puesto a divagar… es lo que tiene la edad.

Anuncios