No existe nada bueno ni malo; es el pensamiento humano el que lo hace aparecer así.
William Shakespeare (dramaturgo, poeta y actor inglés)

El verano está dando sus últimos coletazos. De pronto, por estos lares, ha desaparecido el fuerte calor y las temperaturas van bajando, lo que nos recuerda que pronto tendremos que abandonar los bañadores y las camisetas de tirantes. Y quedan pocos días para un comienzo, en este caso del nuevo curso escolar.

Me encanta el verano, desde siempre. Los días largos, el sol, disfrutar de la playa y la piscina… incluso el intenso calor. Debe ser porque nací en julio… Y me da un poco de tristeza cuando llego a esta altura del año, en que los días se van haciendo más cortos y comienza a refrescar. Pero por otra parte llega de nuevo el cole y con ello otras ilusiones. Cuando yo estudiaba siempre contaba los días para volver a clase, y la noche anterior apenas dormía de los nervios. Ahora son mis niños los que tienen que comenzar el curso; mi niño comienza el último año de preescolar, y mi niña se estrena en el cole. ¡Qué mayores!

Así que por aquí andamos, disfrutando del sol, de los horarios relajados, pero poniéndonos a punto para la carrera.

Anuncios