No hay medicina para el miedo.
Proverbio escocés

El monstruo, tan temido, hoy ha entrado por la ventana.

Mi madre tiene cáncer. Me he enterado hoy, aunque hace una semana que la posibilidad se volvió real. Una simple mamografía de control, una llamada, y todo comienza a desmoronarse…

Hasta ahora es un monstruo que no ha tocado nunca de cerca. Pero esta vez ha llegado. Y sé que las estadísticas son favorables, que cáncer no es sinónimo de muerte, y sobretodo que lo han pillado a tiempo, pero tengo miedo. Miedo a ver hundirse a mi madre, miedo de que sea agresivo, miedo a pasar por todo esto. Pero también sé que hay que mirar para adelante, y presentar batalla. Porque no podemos ganar sin luchar.

Anuncios