La magia del primer amor consiste en nuestra ignorancia de que pueda tener fin.
Benjamin Disraeli (político, escritor y aristócrata británico)

En mi caso, mi primer amor no tiene fin. Y espero que nunca lo tenga. Mi primer amor sigue conmigo a mi lado, y el pasado 28 de septiembre celebramos nuestro 11º aniversario de boda. El trabajo de mi marido no nos dejaba celebrarlo ese día, por lo que planeamos una escapada este fin de semana.

Nos hemos escapado a Francia (estoy enamorada de ese país), y hemos pasado un fin de semana tranquilo, desconectados de los niños y viendo nuevos paisajes. Lo he pasado bien, aunque tengo que decir que el fin de semana romántico que planeé se convirtió en una salida compartida con otra pareja; no era lo que tenía en mente pero también fuí yo la que insistió para tener compañía, una muy buena compañía.

Cuando pasas tantos años al lado de una persona todo se convierte en rutina. Cuesta mucho recuperar el espíritu que nos hizo enamorarnos, y con dos niños pequeños en casa se hace casi imposible. Pero es importante no olvidarse de tu pareja a pesar de la rutina, de las riñas, de todo eso que te va separando poco a poco. De vez en cuando hay que guardar un poco de tiempo para compartirlo con esa persona que te hacía temblar cuando te besaba. Descubrir que a pesar de los años sigue haciéndote temblar cuando te abraza fuerte y te dice que te quiere. Y eso es lo que hemos tratado de hacer con esta escapada, hacer que nuestro amor no tenga fin.

Anuncios