El lunes pasado no hubo entrada. Y la culpa la tuvieron los malditos virus. Con el comienzo de curso siempre acaban cayendo los niños, y después, claro está, su madre. Así que he estado toda la semana rodeada de pañuelos y pastillas de ibuprofeno.

Pero todo esto ya ha pasado, y ya estoy aquí de nuevo. Os muestro una cajita que decoré hace ya algún tiempo para presentar el regalo de final de curso de una profesora:

DSC_0481

 

Anuncios