You are currently browsing the category archive for the ‘Comienzo’ category.

Si has construido castillos en el aire, tu trabajo no se pierde; ahora coloca las bases debajo de ellos.
George Bernard Shaw (escritor irlandés)

Me parece mentira que hayamos comenzado ya septiembre. Miro el blog y no he escrito nada desde la felicitación navideña… Y aunque no quiero reconocerlo, lo sé: este sitio está muerto.

Ya lo expliqué en un post anterior y no quiero repetirme. Este blog nació de la necesidad de estar en contacto con la realidad (aunque fuera virtual) que tenía cuando tuve a mi hijo y seguidamente a mi hija, y esa necesidad ha ido decreciendo a lo largo de estos años. Y ahora ya ha desaparecido. Pero sigo negándome a que este sitio, en el que he abierto mi corazón más de una vez, desaparezca.

Ahora las vacaciones de verano tocan a su fin. Comienza la cuenta atrás para el nuevo curso escolar que voy a aprovechar para iniciar una nueva etapa en el blog. No descarto hacer alguna entrada más personal, pero quiero dedicarlo a enseñar las cosas que hago en mi tiempo libre. Seguramente ya lo habré explicado más de una vez en todos estos posts publicados: me encantan las manualidades. Y tengo ganas de enseñarlas. Algunas serán cosas hechas en el pasado, otras serán más recientes y otras estarán en proceso, pero todas estarán hechas por mí. Así que aquí vuelvo, un último intento de devolverle la vida a “el club de las amebas“.

En dos palabras puedo resumir cuanto he aprendido acerca de la vida: sigue adelante.
Robert Frost (poeta estadounidense)

Hoy ha comenzado el otoño. Y lo ha hecho lloviendo, por lo menos aquí en Cataluña. Un día muy nublado, húmedo y con lluvia. Este año no hemos tenido un verano muy caluroso, así que tampoco me sorprende que a estas alturas ya estemos sacando la rebequita del armario.

El otoño nos trae una nueva etapa. Una etapa sin las palabras cáncer, quirófano, quimioterapia, radioterapia… Todo esto ha quedado atrás, al igual que el verano. Mi madre ya ha acabado su tratamiento. Ya vuelve a tener pelo en su cabeza. Ya puede dar largos paseos. Y disfrutar de sus nietos. La revisión oficial llegará en diciembre, pero las noticias son buenas.

Vuelvo a mi rincón, y vuelvo contenta. No sé si queda alguién por aquí… pero he vuelto.

 

La pereza no es más que el hábito de descansar antes de estar cansado. Jules Renard (escritor y dramaturgo francés)

Enero tiene mala fama, pero para mí es peor septiembre. Me costaba creer que las vacaciones, y casi el verano, ya se acababan, pero la realidad es que ya hace una semana que los niños comenzaron el colegio de nuevo.

Se notan los estragos que hace la vida vacacional… ¡cuesta ponerse las pilas de nuevo! Se nota en los niños, que van más cansados, y también en mí, que odio que suene el despertador por las mañanas. Pero no por ello dejamos de estar contentos… Ya habrá tiempo para descansar.

Piensa como piensan los sabios, mas habla como habla la gente sencilla.
Aristóteles (filósofo griego)

Ya ha pasado de lejos la primera semana del año. Volvemos a comenzar con el corazón lleno de buenos deseos y la creencia de que esta vez tendremos voluntad para cumplir nuevos objetivos. Pero en realidad volvemos a sumergirnos en la rutina diaria que nos impide ver más allá de nuestras narices.

Han sido unas navidades inolvidables, pero también agotadoras. Y todavía queda por celebrar el cumpleaños de mi marido, que es mañana. Yo, hasta la semana que viene no podré recuperar el ritmo… pero no me voy a quejar, que es por una buena causa. Tenemos la casa inundada de juguetes, la nevera llena esperando el cumple de mañana, y un montón de buenos recuerdos de estos días.

Espero que hayáis pasado unas buenas fiestas, y que comencéis el año con una sonrisa. Por aquí lo estamos intentando.

Las palabras del año pasado pertenecen al lenguaje del año pasado. Las palabras del próximo año esperan otra voz.
Thomas Stearns Eliot (poeta, dramaturgo y crítico literario anglo-estadounidense)

Ya es hora de que os felicite el nuevo año, ¿no? Pues eso, ¡Feliz 2013!

2013

Hemos estado celebrando la llegada del nuevo año en una masia en la montaña, donde no tenía ni cobertura de móvil ni internet (desintoxicación forzada, ja, ja) y, después de haber pasado con la familia -de mi marido- cuatro días irrepetibles, ha tocado llegar a casa y ponerse al día. Desde ayer que llegué a las ocho hasta hoy he puesto ya 10 lavadoras, y todavía no he acabado… ¡Cómo empieza el año!

Comenzamos el 2013 y yo solo puedo pedir que todo siga igual, porque creo que sería demasiado egoísta si pidiese más… Tengo todo lo que deseo, principalmente dos niños preciosos y un marido que siempre está a mi lado, y una gran familia con la que siempre podemos contar. Y tenemos salud, y también trabajo, que de momento no falta… ¿Qué más puedo pedir?

Sólo pido seguir siendo tan feliz como hasta ahora y salud para todos. No me puedo quejar, porque tengo todo lo que necesito, y más… y aunque considero que muchas de las cosas materiales son prescindibles, no os voy a engañar: estoy muy contenta porque ¡mi PapaNoel me ha traido un portátil!

Hace dos años: 

Ahora:

No existe nada bueno ni malo; es el pensamiento humano el que lo hace aparecer así.
William Shakespeare (dramaturgo, poeta y actor inglés)

El verano está dando sus últimos coletazos. De pronto, por estos lares, ha desaparecido el fuerte calor y las temperaturas van bajando, lo que nos recuerda que pronto tendremos que abandonar los bañadores y las camisetas de tirantes. Y quedan pocos días para un comienzo, en este caso del nuevo curso escolar.

Me encanta el verano, desde siempre. Los días largos, el sol, disfrutar de la playa y la piscina… incluso el intenso calor. Debe ser porque nací en julio… Y me da un poco de tristeza cuando llego a esta altura del año, en que los días se van haciendo más cortos y comienza a refrescar. Pero por otra parte llega de nuevo el cole y con ello otras ilusiones. Cuando yo estudiaba siempre contaba los días para volver a clase, y la noche anterior apenas dormía de los nervios. Ahora son mis niños los que tienen que comenzar el curso; mi niño comienza el último año de preescolar, y mi niña se estrena en el cole. ¡Qué mayores!

Así que por aquí andamos, disfrutando del sol, de los horarios relajados, pero poniéndonos a punto para la carrera.

Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes.
Khalil Gibran (poeta, pintor, novelista y ensayista libanés)
 

Acaba hoy la primera semana del año. Y las nubes de tormenta empiezan a desaparecer. Han sido unos días de locura, viviendo entre cajas, faltando cosas en la nevera y la despensa y, como no, celebrando las fiestas. Y por si fuese poco, mi marido, mi niño y yo con el catarro del siglo.

Pero todo pasa, tanto lo bueno como lo malo. Y esto ya está pasando. El nuevo piso ya se está pareciendo a un nuevo hogar. Mi niño ya duerme las noches sin despertarse vomitando por los mocos y por la tos, y nosotros también nos encontramos mejor. Se acabaron los líos de las comidas familiares, aunque queda la inundación de juguetes entre el sr. Noel y los sres. Magos.

Empiezo este año con ilusión, con mucha ilusión. Estrenando casa y esperando la nueva vida que crece – y da muchas patadas – dentro de mí. Será un año con muchos cambios, pero con muchas ilusiones. Y desde aquí os quiero desear lo mejor también para vosotros; por lo menos, que tengáis el corazón lleno de nuevos deseos.

Un minuto de felicidad vale más que un año de gloria.
Voltaire (escritor y filósofo francés)

Llegó el año nuevo. Casi todo el mundo hacemos buenos propósitos para comenzar el año con buen pie: dejar de fumar, hacer más ejercicio, perder peso, leer más y ver menos la tele… Pero la realidad es que el año nuevo no nos hace nuevos a nosotros, que continuamos con los mismos vicios y manías.

Ya han pasado nueve días de este 2008, y creo que todo el mundo ya nos hemos dado cuenta (como cada año) que todo sigue igual. Bueno, todo menos los precios, que suben, aunque este es otro tema.

Cada año me propongo lo mismo: perder algo de peso. Y dado que no soy muy amiga del ejercicio físico, la solución es comer menos y mejor. Pero claro, yo soy como soy y me es imposible resistirme al único vicio que tengo: la comida. Así que sigo como siempre.

En realidad hay una pequeña diferencia: se llama Eric y está hecho un trasto. No para de tirar cosas al suelo, y parece que quiere empezar a andar. Así que la mami se pasa el día agachándose para recoger juguetes, y dándole las manos para pasear por toda la casa, eso sin olvidar sus comidas, cambiarlo, darle paseos… Así que, sin proponermelo, lo del ejercicio físico viene de serie. Y la mami tan contenta porque los pantalones ya no le apretan tanto.

Desde luego este año ha comenzado muy bien. No sé si será un año glorioso, pero seguro que tiene muchos minutos de felicidad.

Sí, esta es mi primera vez… 

Hace tiempo que tenía en mente crear mi propio blog, envidiando a los conocidos que ya tenían uno. Pero no me atrevía, porque no domino demasiado la informática (aunque me defiendo bastante bien). Y además, he estado un poco liada…

Pero llegó mi hora. Este es mi primer post. No pretende ser transcendental. Ni tan siquiera parece interesante. Pero es un comienzo.

Haz click aquí para subscribirte y recibir notificaciones en tu email.

Únete a otros 66 seguidores

Sígueme con Bloglovin

Follow on Bloglovin

Han emitido pseudópodos:

agosto 2017
L M X J V S D
« Abr    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031