You are currently browsing the category archive for the ‘Contratiempos’ category.

Hoy es siempre todavía.
Antonio Machado (poeta español)

Hoy hemos celebrado el cumpleaños de mi madre. Y lo hemos celebrado con ganas.

Hace un año lo celebramos, pero con el cáncer socavando nuestras vidas. A mi madre le acababan de operar para extraerle el tumor, y fue el comienzo de un duro camino. Celebramos el cumpleaños un poco tristes y desmoralizados, deseando que pasase rápido todo lo que tenía por delante. Y ha pasado. Hemos dejado atrás el susto, el tumor extraído, los miles de análisis, la quimioterapia, la radioterapia… Aunque todavía no hemos puesto punto y final a este tema, sí que podemos poner un punto y aparte.

¡Felicidades, mamá! Y que cumplas muchos más.

El arte de la medicina consiste en entretener al paciente mientras la naturaleza cura la enfermedad.
Voltaire (escritor, historiador, filósofo y abogado francés)

Tengo varios posts pendientes (sí, otra vez): el cumpleaños de mi peque, la reforma de mi cocina, el grupo Ni un niño sin desayuno, … Varios temas que no quiero que se queden en el tintero.

Esta vez no ha sido pereza, ni falta de tiempo lo que me ha ausentado del blog. Han sido unas malditas bacterias. Y es que me estoy recuperando de una neumonía. Sí, lo habéis leído bien, una neumonía.

Todo empezó con los preparativos del cumpleaños de mi niña. Malestares varios a los que no les hice más caso ya que debía bajarme la maldita regla. El día del cumple me encontré fatal (esto fue el 24 de febrero), pero lo achaqué al cansancio y a las molestias de la regla. Pero el día siguiente me encontraba peor, y así durante varios días en los que combiné ibuprofeno y paracetamol y algo de cama para mantenerme a flote. Tenía fiebre, tos (mucha tos) y me dolían tanto la cabeza como la espalda. La gripe vino a hacerme una visita y me dejó temblando. Pero una semana después, en vez de ir mejorando, iba empeorando. Así que me tocó ir al médico. Yo sólo voy al médico cuando me encuentro muy mal, y en esta ocasión pensaba que sería una bronquitis. Placas de tórax de urgencia y la doctora me dice que tengo infección y una manchita en el pulmón. Y yo, que no pregunté, me fui a casa pensando que era bronquitis. Antibióticos tamaño XXL, ibuprofeno y mucolítico hicieron su trabajo despacio, pero por fin este fin de semana empecé a levantar cabeza.

Ayer tenía revisión con la doctora. No estoy ni mucho menos al 100%, pero ya soy una persona. Y la doctora me sorprendió diciéndome que me cuidase, que había sido una neumonía. ¡Con razón me encontraba tan y tan mal!

Así que he pasado unos días en los que no he tenido ganas de nada, ni de escribir, ni de leer, ni de hacer nada de nada (ni de comer, y mira que eso es muuuuuy raro en mí). Y todo esto sin olvidarme de mis niños. Me han ayudado mucho mis padres, que se han preocupado mucho por mí, pero como siempre a mi marido le ha faltado un punto de… ¿comprensión? ¿solidaridad? ¿dedicación? En fin, ¡hombres!

La esperanza es un estimulante vital muy superior a la suerte.
Friedrich Nietzsche (filósofo, poeta, músico y filólogo alemán)

Esta semana ha sido un poco extraña, ya que se han alterado las rutinas diarias por varios factores. Empezando por el lunes, mi niño se levantó con un ojo ligeramente hinchado y rojo. Pensé que podía ser una irritación, porque durante las preparaciones de carnaval estuvo lijando una madera. Pero cuando fui a buscarlo al mediodía ya se veía claramente que era conjuntivitis… y cómo esta es tan contagiosa, pues se quedó sin ir al cole. Y al día siguiente, yo casi no me podía levantar de la cama del catarro (o gripe) que tenía, así que me alegré de que no tuviera que ir. Como efecto secundario, la pequeñaja también se quedó en casa. Pasé el día como pude, hasta las cejas de ibuprofeno y paracetamol y pensando que al día siguiente ya iríamos al cole porque el ojo estaba mucho mejor.

Pero el miércoles sí que realmente no me pude levantar de la cama. Me encontraba mucho peor, y apenas tenía fuerza. Menos mal que los niños se levantaron bastante más tarde de lo habitual, porque si no… Hubiese llamado a mis padres, pero como los miércoles son los días de visita de mis suegros, pues esperé hasta que llegaron a media mañana y se los llevaron a pasar el día. Así yo, después de haber hecho alguna limpieza (tonta que es una) me volví a la cama. Me sentó estupendamente lo de descansar. A media tarde me levanté, comí algo y me duché. Por la noche, cuando llegó mi marido con los niños, yo parecía otra. Aún hoy sigo teniendo mocos, pero me he ido recuperando.

Pero todavía no íbamos a volver a la normalidad, porque cuando nos despertamos, ¡estaba todo blanco! Sí, estaba nevando, y hacía mucho frío, lo que no impidió que fuésemos al colegio. ¡Y los niños tan contentos! Es que por aquí no suele nevar… Cataluña entera estaba en alarma y a media mañana se decidió que los colegios cerrasen. Así que recogí a los niños antes de tiempo y por la tarde nos quedamos esperando una mayor nevada que nunca llegó…

Creo que el viernes fue el único día normal de la semana. ¡Vaya tela! Y el fin de semana hemos disfrutado sobretodo de la calefacción de casa, aunque también fuimos a ayudar con los carnavales (pasando muuuucho frío). Espero que esta semana vaya todo mejor.

Paciencia: forma menor de desesperación disfrazada de virtud.

Ambrose Bierce (escritor y periodista estadounidense)

¡Qué ganas tengo de que llegue el buen tiempo! Y es que llevo una racha imparable: resfriado, virus estomacal, nuevo resfriado, virus desconocido y otra vez resfriado. ¡¡¡Estoy hasta las narices!!! Nunca mejor dicho, porque las tengo hinchadas de tanto sonarme los mocos.

Se me está haciendo larguísimo este invierno, porque no paro de ponerme mala. Será porque no puedo curarme en condiciones… lo que daría yo por pasar un día tranquila, metidita en la cama con alguién cuidándome. Pero claro, las madres no tenemos derecho a eso… ¡qué duro! Así que lo único que pido es un poco de paciencia, que se me está agotando.

Nada es nunca tan malo que no pueda empeorar.
Ley de Murphy

La verdad es que hay veces en que parece que todo sale bien… y también hay otras veces en la que no levantas cabeza. No tenía bastante con el resfriado y las anginas, que hizo aparición una gastroenteritis que me ha tenido una semana con el estómago del revés. Además, los antibióticos que tomé me han hecho bastante efecto por abajo, haciendo su aparición una candidiasis muy molesta. Vamos, que estaba hecha un cromo, pero como no tenía suficiente, pues me vino la regla para acabar de rematarme.

Pero de rematarme nada de nada, que sigo vivita y coleando – por el momento – y dando guerra. He superado los virus y las bacterias, la menstruación llega a su fin (desgraciadamente, soy de las que lo pasan realmente mal cada mes) y a los hongos los tengo a raya. Mañana os cuento más, si puedo.

Una salud demasiado espléndida es inquietante, pues su vecina, la enfermedad, está presta siempre a abatirla.
Giovanni Papini (escritor italiano)

Pues sí, menos mal que son baches pequeñitos… El día 25 de enero llevé al niño a la ludoteca y me avisaron de que había ya cuatro niños con varicela. El niño parecía estar bien, pero por la tarde ya empezaron a salirle las típicas erupciones. Y ya la teníamos liada.

Fue una semana dura, sobretodo por cansancio, pero pasó. Una semana de tregua, y luego aparecieron las manchitas en la niña. Por supuesto, se había contagiado. Otra semana de locos, que por suerte toca a su fin.

No me considero una madre alarmista, ni sufridora. Pero se pasa mal viendo los niños enfermos… bueno, y también se pasa mal no pudiendo dormir por las noches. No me pongo histérica cuando los niños tienen fiebre, y desde luego no voy al pediatra si no lo veo necesario, ni les echo la culpa de lo que está pasando. No quiero que mis hijos se pongan malos, pero sé que pasar resfriados, anginas y demás es necesario para ellos (para el correcto desarrollo de su sistema inmunitario). Por eso, dentro de lo malo, prefiero que hayan pasado la varicela cuando son pequeñitos y ni siquiera se acordarán de ello.

Pasado esto volveremos a disfrutar hasta el próximo virus.

Haz click aquí para subscribirte y recibir notificaciones en tu email.

Únete a otros 66 seguidores

Sígueme con Bloglovin

Follow on Bloglovin

Han emitido pseudópodos:

junio 2017
L M X J V S D
« Abr    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930