You are currently browsing the category archive for the ‘Mundo’ category.

La caridad es humillante porque se ejerce verticalmente y desde arriba; la solidaridad es horizontal e implica respetuo mutuo.
Eduardo Galeano (escritor y periodista uruguayo)

Vengo de una familia bastante humilde. Y ahora no es que me haya transformado en una señorona acomodada, pero me encuentro en una situación algo más relajada. Aún en estos tiempos de crisis, en casa seguimos estando bien, y el sueldo da para lo básico y también para algunos caprichos. Y también da para ayudar.

Tanto mi marido como yo pensamos que ayudar a los demás es casi una obligación cuando se puede. Y nosotros podemos. Colaboramos con algunas ONG´s, hacemos nuestra aportación en las campañas de recogida de alimentos y nos apuntamos a las campañas solidarias que surgen tanto en el trabajo de mi marido como en el colegio de los niños, y también cada año en La Marató de TV3. En realidad son pequeñas cantidades, lo que se puede. Siempre pienso que si algún día lo necesitase, me gustaría que a mi también me ayudasen… nunca sabes lo que la vida te va a deparar.

A lo último que me he apuntado es una iniciativa que me gustaría compartir con vosotros desde este blog. Se llama “Ni un niño sin desayuno” y se gestiona a través de la página Teaming.net, que es una página que agrupa muchas iniciativas solidarias. Se colabora con solo 1 euro al mes (puedes colaborar en una campaña o en todas las que quieras), que creo que es una cantidad que mucha gente se puede permitir. Si queréis más información podéis hacer click aquí:

https://www.teaming.net/niunninosindesayuno

http://www.cadenaser.com/sociedad/audios/rosa-montero-ha-decepcionado-respuesta-gente-colocada/csrcsrpor/20130306csrcsrsoc_2/Aes/

Espero que os animéis y colaboréis.

El ideal está en ti; el obstáculo para su cumplimiento también.
Thomas Carlyle (historiador, crítico social y ensayista británico)

Que estamos en crisis, todos lo sabemos. Y que los gobiernos están recortando servicios también. Y aquí en Castellar también se notan. Hemos comenzado el curso con la supresión de la sexta hora, y eso significa dos profesores menos en cada centro. Y el CAP (Centro de Atención Primaria, por si alguien no lo sabe) ya no tiene servicio de urgencias nocturnas.

Nos recortan lo más importante: la salud y la educación. Mientras, nuestros políticos siguen permitiéndose coches oficiales, viajes infinitos en primera clase, pensiones vitalicias con un mínimo de cotización, sueldazos de parlamentarios, etc. ¡¡¡Estamos hablando de SANIDAD y EDUCACIÓN!!!!

Pues yo soy una de las que se ha hartado, y ayer salí con la manifestación que había convocada en mi pueblo. Yo, y mis niños, claro, porque no podía dejarlos solos en casa (ni con los abuelos, que también estaban manifestándose). La verdad es que fue poca gente, unas 200 personas, contando que somos unos 23.000 habitantes. Mientras, veíamos con impotencia como la mayoría de la gente abarrotaba los bares o paseaba tranquilamente al perrito. Seguimos siendo un país de comodones, donde nos quejamos mucho pero no hacemos nada al respecto. ¿Qué tiene que pasar para que la gente reaccione?

Lo peor que hacen los malos es obligarnos a dudar de los buenos.
Jacinto Benavente (dramaturgo español)

Se ha acabado agosto, dejándome un sabor agridulce. Hemos disfrutado de la piscina, y del tiempo libre, pero no hemos tenido vacaciones; estas están todavía por llegar. Y, como explicaba en mi anterior post, hemos ido aprovechando los días libres de mi marido para irnos a Salou con mis suegros.

Y en una de estas visitas, le han robado la bicicleta a mi niño… yo todavía no me lo creo. El caso es que estaban los niños con el abuelo en el parque; y claro, con dos es más difícil controlarlo todo. Por lo que nos ha contado el pequeñajo, un niño (un poco más grande) le pidió la bici para llevársela a casa. Y él, todo inocente (y pensando que se la devolvería) le dijo que sí. Y el niño se llevó la bici… y no la devolvió.

Yo me quedo alucinada de la gente. Puedo entender que un niño quiera llevarse cosas que no son suyas. Pero, ¿y los padres? El caso es que fuimos un par de días a ver si, por casualidad, aparecía la bici, pero nada de nada. Con la consecuente desilusión de mi niño.

Todavía estoy rabiosa, porque fue un regalo que le hicimos con mucha ilusión, y aunque al principio le daba miedo (es una bici sin pedales), ahora estaba encantado con ella. Aparte del tema económico; la bici que le compramos fue una gran oferta, y ahora el mismo artículo me cuesta el doble.

Yo es que soy bastante confiada, y me cuesta creer que la gente sea así de egoísta. Me resisto a pensar que son cosas que pasan…

Las despedidas siempre duelen, aun cuando haga tiempo que se ansíen.
Arthur Schnitzler (narrador y dramaturgo austríaco)

Esta semana la cierro con un sabor agridulce. El viernes fue el último día de ludoteca ya que, aunque tienen casal de verano durante todo julio, la última semana son colonias y mi hijo no las hace. Así que tocó despedirse de las monitoras, con la mirada puesta ya en el inicio del curso escolar.

Nada fuera de lo normal, ya que se cierra una etapa y empieza otra. El problema es que fue una despedida para siempre, ya que la ludoteca debe cerrar.

El año pasado, después de unos incidentes en alguna ludoteca, sacaron una nueva normativa, que entra en vigor el 18 de diciembre de este año. Esa normativa para las ludotecas es bastante restrictiva, y dejaba pocas opciones a los propietarios de La Ta·Ca (la ludoteca donde asistía mi hijo). Deben tener aulas separadas y un patio interior, aparte de otras normas, cosas que no pueden cumplir con el local actual.

Cuando llegué a Castellar, embarazada de casi ocho meses, ya llevábamos la idea de apuntar al niño a una ludoteca o guardería; para que se relacionase con otros niños, y también para ver si evolucionaba su lenguaje (que casi no hablaba y ya tenía 21 meses). La opción más fácil fue La Ta·Ca: estaba cerca de casa, no tenían un horario estricto y el precio era asequible. Poco a poco vas viendo los problemas y las ventajas del sitio. Para mí sólo tenía una pega: la mala ventilación, pues no tenían ventanas, sólo contaban con la puerta de entrada que no podían tener abierta por los niños. Las ventajas eran varias: aparte de la cercanía y del precio, encontré que se trataba muy bien a los niños y que los que trabajaban allí tenían auténtica vocación; no era un simple aparca-niños, sino que procuraban hacer todo tipo de actividades, incluyendo salidas frecuentes al parque. Y lo mejor de todo: tanto los que dirigían el negocio, como el resto de monitores, eran BUENAS PERSONAS, algo bastante difícil de encontrar en estos días. Por eso esta despedida tiene un sabor agridulce: a mi hijo ya le toca ir al cole, pero mi hija no podrá disfrutar de esta ludoteca.

Es una pena que las normas y la burocracia se impongan sobre la verdadera vocación y dedicación. La Ta·Ca cierra sus puertas después de 10 años de actividad, dejándonos a todos con lágrimas en los ojos y grandes recuerdos en el corazón.

¡Qué raro y maravilloso es ese fugaz instante en el que nos damos cuenta de que hemos descubierto un amigo!
William “Bill” Rotsler (escritor estadounidense)

Ayer tuve un día ajetreado. Aparte del follón que todavía reinaba en casa (reinaba, sí, pasado), me quedé sola con los niños porque ni estaba su padre (trabajaba) ni había ludoteca (hacían puente) ni canguros (se fueron de fin de semana) y había que hacer la compra. En fin, todo un follón que culminó con la visita de mi amiga roja…

A veces pienso que hay días en que no tendríamos que salir de la cama… pero ayer también fue un día especial, porque conocí -en persona- a alguién que sólo conocía en el mundo virtual. Aunque me encanta todo esto de internet, a veces me sigue sorprendiendo.

Cuando comencé el blog, ni siquiera pensaba en que alguien que no fuese conocido lo leyese. Y fíjate que, unos meses después, tenía a unas lectoras que no me han abandonado en todo este tiempo. Yo me paso por sus blogs (Dudo, Indo y Petite) y ellas por el mío, y mantenemos el contacto. No sé si soy rara, pero yo les he llegado a coger cariño; ¿me estaré excediendo o esto es real?

Pues parece que sí, que esto es real, pues ayer pude encontrarme con una de ellas. Petite vino a Barcelona, acompañada de Ken, a un concierto, y se tomó la molestia de quedar conmigo. Yo aparecí con mis dos niños, ya que no tenía dónde dejarlos, y asistieron divertidos al espectáculo. Es difícil mantener una conversación cuando tienes que tener todos los sentidos puestos en las criaturas, en medio del bullicio de un centro comercial. Pero aún así creo que lo pasamos bien. ¡Gracias, y hasta la próxima!


Si no quieres ser desgraciado trata a las catástrofes como a molestias, pero de ninguna manera a las molestias como a catástrofes.
André Maurois (novelista y ensayista francés)

Ya hace una semana que nos levantamos con la noticia de un gran terremoto que había asolado Haití. el 2010 no ha comenzado nada bien en aquella parte del mundo. Transcurridos varios días los telediarios siguen abriendo las noticias con la desolada situación en la que han quedado los haitianos. A muchos quilómetros de aquí, la gente se ha quedado sin casa, sin familia, sin comida… Parece mentira lo destructora que puede ser la naturaleza. Podrían haber más de 200.000 muertos. Pero lo peor queda para los que han sobrevivido.

Ahora todo el mundo se ha volcado con la desgracia. Cuando pasa algo así solemos ver lo mejor de los seres humanos: la solidaridad. Todos ayudan, tanto los que están allí como los que estamos aquí, tanto a nivel particular, como a nivel de organizaciones y de gobierno. Y eso está muy bien. El problema llega cuando deja de ser noticia. Haití es el país más pobre de todo el continente americano y una de los más desfavorecidas del mundo; el terremoto agrava mucho la situación. ¿Nos acordaremos de ellos dentro de uno o dos meses? ¿Se acuerda alquién del tsunami que asoló el sudeste asiático en diciembre de 2004? Los habitantes de los países afectados se siguen acordando porque, cinco años después, todavía viven las consecuencias.

Desgraciadamente, las desigualdades siguen en este mundo de locos… Toda la ayuda es poca, para Haití o para otras partes del mundo en las que sigue existiendo el hambre y la miseria. Seamos humanos y colaboremos en lo que podamos. Porque, afortunadamente, vemos estas desgracias en nuestra televisión, sentados cómodamente en nuestro sofá, quejándonos de las pequeñas molestias del día.

El saber es la única propiedad que no puede perderse.
Bías de Priene (filósofo griego).

No sé si alguién se fija en ello, pero de vez en cuando suelo cambiar la imagen de cabecera del blog. En primavera suelo poner flores, y en verano el agua del mar… pero llegó el otoño y no tenía ninguna fotografía que me gustase. Y justo hoy abro el correo y un amigo me manda unas fotos preciosas del otoño en el Montseny. No he podido resistirme y ahora podéis contemplar las hojas de una haya en pleno proceso de cambio de color. El nombre del fotógrafo es Gerardo Andrés, todo un artista de la cámara; muchas gracias por regalarme tu visión del mundo.

Ninguno ama a su patria porque es grande, sino porque es suya.
Lucio Anneo Séneca (filósofo romano)

Antes de escribir este post, me lo he estado pensando mucho. Pero al final me he liado la manta a la cabeza y me he dicho, ¿por qué no? No quiero crear ni polémica ni malestar, simplemente expresar opiniones y sentimientos, en este caso los míos.

Hoy es día festivo aquí en Cataluña. Celebramos la Diada, y aquí en mi pueblo, comienza la fiesta mayor. Es un día festivo en nuestra comunidad, como cada cual tiene el suyo en las diferentes zonas de España. Pero hasta en esto hay polémica, porque tenemos gente que dice que no tendríamos que celebrarlo.

Soy catalana (y también española) y creo que no hay nada malo en decirlo. Soy catalana y estoy orgullosa de serlo. De tener una tierra tan bonita, de tener una lengua propia y de ser diferentes. Porque sí, porque somos diferentes, al igual que los andaluces, que los aragoneses o los cántabros. Cada cual tiene sus cosas, tanto buenas como malas, y no por ello es mejor o peor.

Eso sí, como catalana estoy cansada de ver como siempre somos los malos, sobretodo si se habla de dinero. Y además, está el asunto de la lengua. Ese desprecio al catalán lo muestro con un ejemplo muy tonto: durante mucho tiempo hemos estado sintiendo el nombre del jugador Xavi del Barça mal pronunciado; no es ni “Chavi” ni “Savi”, sino Xavi. Pero ahora que Xavi Alonso juega en el Real Madrid, de golpe todos los periodistas han aprendido a decir Xavi correctamente. Hay que joderse

Y es que el tema de la lengua catalana da mucho para hablar, pero sobretodo la están utilizando los políticos; juegan con el desconocimiento general para sembrar la semilla de la discordia. Yo soy catalana, de padres emigrados del sur (de Córdoba y de Badajoz, concretamente). Estoy muy orgullosa de mis orígenes, y aún más de ser catalana. Y de tener dos lenguas. Aquí no se discrimina a nadie por la lengua. Aunque en Telemadrid pongan el grito en el cielo, aquí conviven las dos lenguas, y a eso, señores, se le llama riqueza cultural. Y sí, nos gusta que la gente que vive en Cataluña hable el catalán, como al resto del mundo le gusta que la gente que llega a su casa aprenda su lengua; ¡pero eso no quiere decir que al que no lo aprenda se le eche fuera! Hablar dos lenguas es riqueza, lo miren por dónde lo miren.

Y es que hoy estoy encendida, porque he sentido a un partido político decir que no se tendría que celebrar la diada (veáse el link, si tiene interés). Y no quiero, porque me encanta este día. Y ya lo he dicho, pero lo repito, porque me encanta ser catalana.

La mala fama de los catalanes está muy extendida. Pero me encanta hacer turismo por la península, conocer gente nueva, y que te acaben diciendo la famosa frasecita: “pues yo pensaba que los catalanes érais de otra manera”. Pues sí, hay de todo como en botica, y también tenemos el típico catalán tacaño y huraño… pero, ¿quién no conoce alguién así entre sus vecinos, sean de dónde sean?

Así que me despido, celebrando la diada, con amor a mi tierra. Soy diferente, ni mejor ni peor, simplemente diferente.

.

Con buenas palabras se puede negociar, pero para engrandecerse se requieren buenas obras.
Lao-Tsé (filósofo chino)

Así estamos los cuatro miembros de esta familia: resfriados. No nos libramos; en cuanto mi niño empieza a toser, yo empiezo a temblar… Es curioso, porque cuando nació mi hijo, hasta los seis meses no cogió su primer resfriado. Pero ahora la niña, que va a hacer cuatro meses, va por el segundo catarro. Y qué hay que decir de la mamá, que se apunta a coger todos los virus.

En fin, por suerte puedo estar quejándome de un poco de fiebre, flojera y mocos, haciendo conjunto con el resto de la familia, mientras en el mundo siguen pasando cosas horribles. Y no hace falta irnos muy lejos: los impresentables de ETA han vuelto a segar una vida. Y yo me quedo sin palabras.

Lo mejor de los viajes es lo de antes y lo de después.
Maurice Maeterlinck (dramaturgo y ensayista belga)
 

Sí, ya he vuelto… Las vacaciones siempre parecen cortas, aunque me ha dado tiempo de hacer muchas cosas (ya os contaré). De momento vuelvo con las pilas cargadas, que lo necesitaba.

Desde luego, para mí, lo mejor de las vacaciones no está ni antes ni después; lo mejor es disfrutar de ellas mientras duren.

Haz click aquí para subscribirte y recibir notificaciones en tu email.

Únete a otros 66 seguidores

Sígueme con Bloglovin

Follow on Bloglovin

Han emitido pseudópodos:

agosto 2017
L M X J V S D
« Abr    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031